Black Friday & Cyber Monday

Black friday y Cyber Monday

Los inicios del “Black Friday” o “viernes negro”, fue el 24 de septiembre de 1869, en Filadelfia, Estados Unidos, celebrándose así, el primer viernes después de la celebración de “Thanksgiving” o “Día de acción de gracias”.

El día de compras se volvió popular durante los años 30’s, a pesar de las consecuencias que había tenido la Gran Depresión.

Una clara característica del ser humano es la manía por las compras; la sensación que nos genera la hormona de la felicidad “serotonina” al realizar una compra digital es indescriptible: “poder e independencia económica”; desgraciadamente, muchas de las veces no medimos las posibles consecuencias referente a los altos índices de fraude de ciberdelincuentes y el aprovechamiento de éstos para plagiar nuestros datos personales y datos bancaros; la emoción y adrenalina por comprar y comprar en internet, nos vuelve susceptibles a posibles fraudes cibernéticos al convertirnos en “presa fácil”.

De las cosas que más debemos de tener en cuenta para evitar algún tipo de fraude o extorsión, es medir nuestros gastos, tomar una decisión sobre cuánto vamos a querer gastar en nuestras compras en línea y asegurarnos de hacerlas en páginas oficiales y reconocidas a nivel internacional, tener actualizados los navegadores y tener instalados antivirus y firewall en el dispositivo en el que se vaya a realizar “X” compra, esto con el fin de evitar lo más posible, fraudes que nos afecten.

No hay que olvidar que en España decidieron unir el “Black Friday” con el “Cybermonday”, dedicado exclusivamente a las tiendas de comercio electrónico y que se celebra el lunes siguiente. Así, mientras en Estados Unidos el «viernes negro» es solo un día, aquí suman cuatro con el fin de semana de por medio. Una forma perfecta de exprimir la gallina de los huevos de oro al máximo.

En general, suelen ser más las ventajas que desventajas de este día donde puedes aprovechar miles de ofertas, siempre y cuando se tengan las precauciones necesarias, tanto como e-commerce como consumidor para que nadie se vea perjudicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *