¿Sabes lo que te estás llevando a la boca?

La reforma para un nuevo etiquetado en alimentos y bebidas industrializadas llega después de 3 años de que la Secretaría de Salud hiciera la declaratoria de emergencia epidemiológica por un aumento excesivo en la población que padece sobrepeso y obesidad, padecimientos que pueden provocar enfermedades crónicas no transmisibles como diabetes o hipertensión.

Debido a cifras alarmantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad se ha TRIPLICADO desde 1975 a la actualidad a nivel mundial; la obesidad es una enfermedad que ocasiona que el exceso de tejido graso en el cuerpo cause una alteración hormonal y se asocie con otras alteraciones del metabolismo que pueden ser perjudiciales para la salud, debido a eso, es mucho más probable desarrollar diabetes, hipertensión, trastornos del aparato locomotor e inclusive, algunos tipos de cáncer.

La obesidad es causada por un desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas, sumándole el consumo de ingesta de alimentos ALTOS en calorías ricos en grasas saturadas; en México se estima que más del 70% de la población padece sobrepeso y aproximadamente una tercera parte sufre de obesidad.

El Gobierno Mexicano ha aplicado políticas muy puntuales para el consumo excesivo de alimentos chatarra:

  • Medidas fiscales: Elevar impuestos a ese tipo de alimentos y obtener recursos para subsidios.
  • PROHIBIR LA PUBLICIAD DE COMIDA CHATARRA EN HORARIOS INFANTILES Y EN CENTROS ESCOLARES.
  • Alimentos y bebidas saludables en escuelas.
  • Acceso GRATUITO al agua potable en escuelas, espacios públicos y restaurantes.
  • ETIQUETADOS FRONTALES ORIENTADORES DE MANERA OBLIGATORIA.

Esta nueva medida no se trata de afectar al sector productivo de alimentos y bebidas de bajo contenido nutricional o de alto contenido energético, sino que derivado de la interpretación más amplia de protección a los derechos humanos en términos de los artículos 1 y 133 constitucional, se busca proteger el derecho humano a la salud, sin que ello resulte contrario a la libertad comercial de las empresas.

Quien incumpla dichas disposiciones mencionadas anteriormente, serán sancionados con una multa de 6 mil hasta 12 mil veces la Unidad de Medida y Actualización.

La única finalidad de esta nueva iniciativa es prevenir más enfermedades y disminuir en gran porcentaje el sobre peso y la obesidad en la mayoría de los mexicanos, e incluso, de la población mundial, creando más CONCIENCIA en lo que estamos ingiriendo, y lo que le permitimos a nuestros hijos llevarse a la boca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *